Navegar / buscar

Frida Kahlo

Por el momento no se encuentra en exhibición la colección de obras de Diego Rivera y Frida Kahlo. Lo invitamos a visitar  la muestra de grabados de Angelina Beloff y las salas de Habitaciones Privadas y Arte Popular. Agradecemos su comprensión.

Frida Kahlo y Diego Rivera se “reencuentran” en 1928 en los corredores del entonces Ministerio de Educación, al igual que había sucedido entre Rivera y Dolores Olmedo. Frida en esos momentos tenía 21 años. Dolores de 20 y Frida de 21 ya tenían una historia marcada por la competencia amorosa: a las dos les gustaba Alejandro Gómez Arias.

Mientras Rivera estuvo casado con Kahlo, la distancia entre el maestro y Dolores Olmedo fue notoria, debido a la enemistad que existía entre Lola y Frida desde aquellos años preparatorianos. Fue a la muerte de la pintora, en 1954, que la amistad entre el pintor y la ya acaudalada empresaria se reanuda plenamente. Es en este momento que la promotora cultural, encaminada por el pintor, se convierte en una importante coleccionista.

A insistencia de su amigo Diego, y por el gran aprecio que le tenía, en 1955 Dolores Olmedo compra 27 obras de Frida -que entonces no era un gran nombre. La colección había sido propiedad del amigo y vecino de la pintora Eduardo Morillo Zafa, cuyo retrato está entre los óleos y dibujos que ahora habitan una sala íntima y callada del Museo Dolores Olmedo.

La Colección Frida Kahlo del Museo Dolores Olmedo es la más grande del mundo. En ella destacan obras internacionalmente reconocidas como La columna rota, Hospital Henry Ford, Autorretrato con changuito, Unos cuantos piquetitos y Mi nana y yo.

Frida Kahlo nació en Coyoacán, el 6 de julio de 1907. Afectada por la enfermedad de la poliomielitis a la edad de seis años, Frida inició la lucha contra las dificultades físicas matizando su personalidad con un espíritu de lucha y autodeterminación.

Su empeño por superar todo tipo de adversidades la llevaron a convencer a su madre de que le permitiera continuar sus estudios en la Escuela Nacional Preparatoria, trasladándose así diariamente hasta el centro histórico de la ciudad de México. En dicho lugar Frida se vio motivada por el ambiente pos revolucionario de los años veinte, por lo que adoptó ideas de izquierda, militó en un grupo estudiantil que se distinguió por cierto anarquismo y con ellos conocería más tarde a miembros del Partido Comunista Mexicano.

Fue en la Preparatoria donde tuvo por primera vez contacto con Diego Rivera cuando este se encontraba pintando el mural La creación (1922) en el Anfiteatro Simón Bolívar. Sobre la manera como se conocieron existen dos versiones: una de ellas afirma que fue la fotógrafa italiana Tina Modotti quien los presentó en una reunión del Partido Comunista, la otra versión cuenta que el encuentro fue en el edificio de Educación Pública cuando Rivera trabajaba en los murales Visión Política del Pueblo Mexicano.

Frida Kahlo se acercó a Rivera para mostrarle las pinturas que había realizado durante un largo periodo de convalecencia obligada por el terrible accidente que sufrió en 1925, -mismo que le provocó diferentes trastornos físicos, principalmente en su pierna derecha que otrora fuera afectada por la polio y en la columna vertebral, parte dañada que nunca conocería la recuperación-. A esta primera etapa artística corresponde el Retrato de Alicia Galant (1927). Rivera, ante la solicitud de la joven, expresó sobre su trabajo que existía talento y sensibilidad por la pintura, a partir de entonces inició una relación que crecería hasta que unieron sus vidas en matrimonio en 1929. A partir de esta fecha numerosos capítulos se escribieron en torno a una relación extraordinaria, matizada por una fuerte pasión amorosa junto con innumerables desencantos (Unos cuantos piquetitos, 1935).

La vida de Frida Kahlo está fuertemente determinada por la introspección y el reflejo de sus emociones; por las constantes en la temática de su pintura sabemos que el dolor físico y emocional fue fuente de inspiración y desahogo para la artista. Ejemplo notable de lo anterior es uno de sus autorretratos más afamados: La columna rota (1944), en él Frida se muestra de pie, semidesnuda, abierto su cuerpo desde el cuello hasta el vientre, mostrando a través de la gran herida, una columna clásica de capitel jónico con numerosas fracturas en el fuste; con esto crea una ingeniosa alegoría de su más grande tragedia, su propia columna vertebral rota.

El dolor se acentúa por las lágrimas que bañan su rostro y numerosos clavos que le penetran la piel a lo largo de todo el cuerpo de entre los que se destaca uno enorme, enterrado en el lugar del corazón haciendo alusión a sus dolores emocionales. El paisaje que da escenario al autorretrato, está cargado de simbolismo, los desiertos y los cielos nublados son un reflejo de sus emociones, la aridez y la ausencia del calor del sol son sinónimos del abandono que siente.

En la mayoría de las obras que produjo, aparece ella como protagonista y cuando en una ocasión la cuestionaron sobre el por qué se autorretrataba, su respuesta fue la siguiente: “me pinto porque yo soy lo que mejor conozco y porque siempre estoy sola…” En Autorretrato con Changuito (1945), se pinta sana y en actitud serena mira a su observante; distintos elementos mexicanos la acompañan, a su lado se ve una pieza prehispánica muestra del interés de la artista por manifestar sus raíces mexicanas, lo mismo que el perro xoloitzcuintle; el mono araña que la abraza comparte con ella cierta complicidad al observar de la misma manera que su dueña al espectador.

Se ha considerado que los monos al igual que el perro xolitzcuintle ocupan en su pintura el lugar de los hijos que jamás logró tener. El aborto y su imposibilidad para llevar a buen término sus embarazos fueron temas de obras como El Hospital Henry Ford y Frida y el aborto, ambos de 1932. Siempre presentes en su obra se encuentran elementos de la tradición y cultura mexicanas, como es el caso de El difuntito Dimas Rosas (1937).

Frida Kahlo falleció el 13 de julio de 1954, a la edad de 47 años. Hoy día, Frida, y su obra, son reconocidas en todo el mundo.