Navegar / buscar

Arte prehispánico

El Museo Dolores Olmedo resguarda uno de los repositorios más importantes del arte en México; sus testimonios arqueológicos precolombinos constituyen una singular visión del arte y la cultura de nuestro país.

Como es sabido, Diego Rivera era un fanático coleccionista de la arqueología de nuestro país y seguramente, al admirar los bellos y curiosos objetos de la colección del pintor, Dolores Olmedo se convirtió gradualmente en una afanosa coleccionista.

No se cuenta con el dato preciso de la primera pieza prehispánica que adquirió la señora Olmedo. Es factible considerar que el objeto inicial hubiera sido un perro xoloitzcuintle de Colima. Estas hermosas figuras se caracterizan por su gran naturalismo, son generalmente de un rojo muy pulido; de todo el conjunto de la colección, se advierte que los canes se muestran en muy diversas posiciones: sentados, echados de costado, bailando, etc.

A partir de 1995 y hasta 1972, Doña Lola adquirió alrededor de 801 piezas de diversas épocas y culturas del México Antiguo, las que en general proceden de toda Mesoamérica. Su actividad coleccionista concluyó con la promulgación de la Ley de Patrimonio Arqueológico emitida en 1972, la cual estableció que los coleccionistas privados tendrían la facultad de conservar legalmente las colecciones por ellos reunidas a partir de su registro ante la instancia que determinara el INAH. La señora Olmedo la registró en 1975 a su nombre, otorgándole el INAH el número 100 a su colección.  El 10 de diciembre de 1993 se oficializó el acta constitutiva del Fideicomiso Museo Dolores Olmedo Patiño, de modo que el registro ante el Gobierno Mexicano es P.D. 1029, con la observación de que las 703 piezas de 1975 se agregaron en el documento oficial 98 piezas más

Comentarios

Abraham

Les escribe Abraham desde Comala. Me gustaría saber si tienen flautas dobles ó simples de Colima..?

gracias

A.